SIEMPRE AMIA

SIEMPRE AMIA
DONDE DEBEMOS ESTAR

23/1/13

¿Qué dice Torá de la relación entre empleado y empleador?

Sección: El enfoque judío - 

Auspicio exclusivo de GRUPO SELSA
GRUPO SELSA es un operador argentino, que brinda servicios de excelencia en logística de almacenamiento internacional. Brinda asesoramiento personalizado a sus clientes, satisfaciendo sus necesidades en todas las instancias del comercio exterior,optimizando el manejo de las mercaderías, reduciendo costos y ofreciendo comodidad, seguridad y un sistema de calidad continuo basado en las necesidades de cada cliente a través de la incorporación constante de políticas de mejora continua reguladas por la norma ISO: 9001.

Empleado ¿versus? Empleador
Empleador ¿versus? Empleado

Una de las más complejas relaciones entre las tantas que detentamos los seres humanos, es aquella que se genera a través de la convivencia diaria en el trabajo entre empleado y empleador.
Podríamos quizás encontrar motivos que justifiquen determinadas actitudes de una u otra parte, pero por encima de todo, en este complejo tema, tendremos siempre las pautas fijadas por la Torá expresadas a través de nuestros Sabios, de bendita memoria.
No es la finalidad de este artículo erradicar los problemas laborales existentes, pero sí el hecho de ofrecer la posibilidad de alcanzar soluciones a muchas situaciones y cuestiones conflictivas que podrían ser evitadas tomando en consideración aspectos ya pautados en la Halajá, además de poder ser planteados ante una autoridad rabínica competente en vez de ser dirimidas directamente ante tribunales y magistrados civiles.
El conocimiento de las obligaciones y deberes que asume cada una de las partes de toda relación laboral, seguramente contribuirá a reducir este tipo de situaciones.
Por el Dr. Daniel Chalpern ©*

El empleador
El Rambam1enfatiza en sus escritos el buen trato que debe prodigar el empleador hacia sus dependientes, ya sea en el trato general o hasta en la forma de hablar. Obviamente que de sus palabras no debe interpretarse que se priva al empleador de ejercer la facultad en la toma de decisiones o impartir órdenes a ser ejecutadas por sus empleados.
Enunciemos algunos puntos:


La letra de la ley
El Shulján Aruj Joshen Mishpat cap. 339:1 dictamina como principal la obligación del empleador de abonar los salarios completos en término. 
El Jafetz Jaim (Rabeinu Israel Meir Hacohen) en su libro Ahavat Jesed (Cap.10 ap.12) señala la prohibición de contratar un empleado si no se cuenta con los medios para abonar su salario en término, a menos que sea advertido de esta situación previamente y aún así el empleado acepte ser contratado.
No obstante, pesa sobre el empleador el hacer todos los esfuerzos necesarios para efectivizar el pago de salarios en los plazos obligados. Es válido considerar lo que señala el Jafetz Jaim en el libro citado, (Cap. 9 ap.9): “Una vez completada la tarea del asalariado, el dueño debe ser cauto de no utilizar el dinero en la compra de mercaderías cuando sabe que a través de esto no tendrá con qué afrontar los pagos de salarios, aún si el asalariado nada le ha reclamado.

Cuanto más, si el asalariado ya ha reclamado su sueldo, que el empleador no puede utilizar ese dinero en la adquisición de mercaderías dado que transgrede la prohibición de la Torá de abonar en término. Y es digno de toda persona inteligente cuidarse antes de que arribe ese momento.”
Es importante aclarar, que la obligación de la Torá recae en el empleador sólo si el empleado mismo pide por su salario. No es obligación del empleador hacer llegar los salarios a sus dependientes, son ellos quienes deben apersonarse a su cobro. Aún así, es digno del empleador, si es que está a su alcance, arbitrar los medios para cumplir con esta mitzvá.2

Fecha de Pago
La fecha de pago es la estipulada al momento de la contratación (Shulján Aruj Joshen Mishpat cap. 339 ap. 4; 5 y 9). En ausencia de tal arreglo, deberá seguirse la práctica usual del lugar donde se trabaja.3 Dicho pago deberá llegar a manos del empleado antes de la finalización de ese día (puesta del sol) o del amanecer para el caso de que sus tareas se ejecutan durante la noche.
No es suficiente la entrega de un cheque al portador en el día de pago mismo, a menos que pueda ser convertido en dinero efectivo en ese mismo día, por lo que debería ser recibido con la antelación suficiente dentro del horario bancario.4
Para el caso de transferencias bancarias hacia las cuentas de los empleados, deberá considerarse el plazo de acreditación que esta operación insume, de modo tal que el salario llegue a estar disponible en el día del pago. Es muy aconsejable esclarecer la modalidad de pago antes de la contratación.
No sólo hablamos de trabajos en relación de dependencia, sino en general de todos los servicios independientes que han sido contratados tales como un trabajo de reparaciones, electricidad, etc., también sobre ellos recae la obligación de abonar en término, sólo que en estos casos, la fecha de obligación de pago es considerada una vez que el trabajo está finalizado. 
También para el caso que el trabajo o tarea puntual sean ejecutados por un menor de edad, rigen las mismas obligaciones mencionadas, por parte del empleador o contratista.5

Dificultades para afrontar el pago
¿Qué ocurre cuando no están los fondos disponibles en manos del empleador para poder cumplir el pago en el día establecido?
Si el empleador carece de los fondos para afrontar el pago de salarios, habiendo tomado en consideración los aspectos y recaudos citados precedentemente, no estará transgrediendo la prohibición de la Torá en demorarlo. No obstante, si tiene parte del dinero, recae la obligación de abonar todo hasta donde dispone en ese día con ese pago parcial, y aún con ello habrá de cumplir la mitzvá íntegramente.6


¿A qué se llama “tener el dinero para pagar”?
Tener dinero a disposición para afrontar los salarios incluye el hecho de disponer de cuentas a cobrar, depósitos o mercancías convertibles en dinero. La rápida realización de estos activos, o la facilidad de intercambio en algunos casos, su grado de fungibilidad (realización en activos), contribuirá a ampliar el espectro de sus disponibilidades líquidas para afrontar los pagos de salarios comprometidos.

Endeudarse
Si el empleador está obligado o no, a endeudarse para afrontar el pago de salarios en término, de acuerdo a la estricta opinión halájica, aparentemente dependerá de su facilidad para conseguir el dinero en el mercado y su posibilidad de devolverlo. La tendencia en los poskim – legisladores – es que no existe una obligación legal de acuerdo a la Torá.
Sin embargo, las mismas fuentes propician una alta obligación moral de hacerlo. Es sugerible, de presentarse el caso, consultar con una autoridad rabínica al respecto.7

Respecto del empleado
El Shulján Aruj Joshen Mishpat (Cap. 337 ap.20) señala: “El trabajador está prevenido de no desperdiciar su tiempo un poco aquí y otro allí sino, que deberá ser puntilloso en su persona acerca del tiempo, ya que Nuestros Sabios Z”L, han hecho hincapié sobre la cuarta bendición de Bircat Hamazón de que no sea pronunciada8; del mismo modo deberá poner todas sus fuerzas en el trabajo, tal como Iaakov Avinu dijo que ”con todas mis fuerzas serví a vuestro padre”9 y en mérito a ello recibió su recompensa en este mundo, como dice el versículo ‘y se expandió el hombre en gran manera’”.

El Rab. Wagschal en su libro Toráh Guide for the Businessman10, cuyos lineamientos hemos seguido en la confección de este artículo, enumera una interesante serie de puntos que pesan sobre el empleado:

üComenzar su trabajo a horario
üConcentrarse en su trabajo
üNo dejar su puesto antes de la finalización de la jornada laboral estipulada
üEstar lo suficientemente descansado para rendir en sus tareas
üNo tomarse tiempos libres sin el consentimiento del empleador

Aún el hecho de realizar mitzvot o deberes religiosos tales como Tefilá con minián, recolectar tzedaká u honrar a los padres, recitar el kadish en los días de aniversario de fallecimiento, etc., no deben ser ejecutadas en el tiempo de trabajo a menos que exista previa aprobación del empleador.
No por el hecho de tratarse de deberes religiosos particulares puede tomarse la libertad de disponer de ese tiempo. No obstante, es digno del empleador ser condescendiente en estos puntos.11
Existen otros aspectos de la relación laboral que no hemos abordado, tales como: los derechos del trabajador de dejar sus tareas o del empleador de notificar su cese, y muchas situaciones derivadas más.
Al menos por ahora, dejamos expuestas estas líneas con la esperanza que sean de utilidad para poder esclarecer el tema, que el mismo siga siendo materia de estudio y análisis, y simultáneamente contribuir, como ya dijimos al comienzo, al mejoramiento de las relaciones ben adam lejavero – entre el hombre y su semejante.



Cualquier observación en el contenido de este artículo, con gusto
será recibida: familiachalpern@gmail.com
    

colabora en favor de la infancia con        





Este artículo es realizado y publicado Leiluy nishmat de:
Reb Daniel Marcos Daniel gran colaborador y askan de la Comunidad Agudat Dodim (26 de Av 5758 /17 de Agosto de 1998), y de la Sra. Sara Levy de Daniel (15 de Sivan 5754 / 24 de Mayo de 1994), suegros del Dr. Daniel Chalpern

* Nota de la Redacción: El Dr. Chalpern se desempeña como director general del Estudio Contable homónimo, es consultor especialista en temas tributarios, cursó las carreras de Contador Público y Doctorado en Ciencias Económicas, además de cursos de posgrado en Administración. Ejerce la vicepresidencia del Friedberg Mercantile Group en la Argentina. Dedica desde hace más de 30 años, 3 horas diarias al estudio profundo de Torá, Talmud y Halajá en la Ieshivá Jajam Nissim Cohen de Buenos Aires. Ha traducido libros y numerosos artículos del hebreo al español. Recientemente ha publicado en hebreo y español un ensayo sobre los cálculos y fundamentos de la Bendición del Sol, conocida como Kuntres Birkat Hajamá.

Fuentes halájicas:
1 Si bien el Rambam en Halajot Avadim Cap.1 halajot 8 y 6 lo enuncia en referencia a Avadim Ivrim (trabajadores judíos), el Sefer Hajinuj mitzvá 346 lo extiende a todo tipo de empleados (como obligación moral según el Minjat Jinuj). 2 Ver con amplitud en el capítulo citado del Shulján Aruj: Pitjei Tshuva ap.7. Netiv Hajesed cap. 9 ap. 31. 3 En la Argentina existen diversos convenios que regulan fechas de pagos (diarios, semanales, quincenales o mensuales). El criterio general que prevalece en ellos, es la obligación de abonar dentro del 5to. día hábil siguiente a la finalización del periodo en cuestión. 4 No olvidemos que el cheque constituye sólo una Orden de Pago del firmante hacia el banco. Aún no se ha concretado el pago al que se obligó frente a su empleado con la sola entrega del cheque. 5 Nos referimos a un niño de menos de 13 años que para la Halajá es un menor de edad. Independientemente que en la ley civil sólo son admitidas las contrataciones laborales para mayores de 14 o 16 años (bajo ciertas pautas que son irrelevantes en este artículo). Podría bien darse el caso de un niño que ha realizado una tarea puntual para un contratante adulto y de este modo nacen todas las obligaciones citadas. 6 Ahavat Jesed cap. 9 ap. 10 y Netiv Hajesed 27. 7 Ahavat Jesed cap. 9 ap. 7 y Netiv Hajesed 20 y 21 en extensión. 8 La 4ta. bendición de Bircat HaMazón fue incorporada por nuestros sabios con posterioridad a las tres anteriores consideradas “de la Tora (deoraita)” tras los hechos de Beitar. Sin embargo esta berajá no debía ser pronunciada, en aquellos tiempos en que fue instituida, por aquellos trabajadores que comían en el horario de trabajo para no insumir el tiempo del empleador. (esto se observa en el hecho de que pronunciamos la palabra “amen” tras la 3ª. Bendición “boné Ierushalaim” remarcando que allí finalizaban las tres bendiciones originales del Bircat HaMazón. Hoy día los propios empleadores no hacen hincapié en este punto (Mishná Brurá) por lo que esta 4ta. Braja, debe ser pronunciada siempre. 9 Nos relata el libro Bereshit que cuando Iaakov hubo de abandonar la casa de Labán, habiendo sido engañado por él, se dirigió a su familia relatando con cuanta fidelidad y entrega había servido a Labán en su trabajo. 10 Cap. 13 ediciones Feldheim Aruj Hashuljan 11 cap.331 ap.3

1 comentario:

  1. Anónimo7/09/2013

    Articulo muy actual. Felicitaciones

    ResponderEliminar

Consultores en gestión y capacitación